Fripozo, marca de alimentación productos congelados, perteneciente al Grupo Fuertes, hermana pequeña de ELPOZO, tras años y años trabajando en la sombra del B2B y sirviendo comida a millones de personas a través de los bares, restaurantes y cadenas de este país, decide dar el salto al gran consumo y conquistar al consumidor, en concreto a los Millennials.

Para ello se trazó un plan a 3 años que consistía en potenciar los atributos de nuestra marca y nuestros productos nos unen con la actitud, el comportamiento y los valores de la generación Millennial. Lo primero un territorio común para mirarnos a la cara: COMPARTIR. Lo segundo, un posicionamiento que lo cuente, que sea memorable e incluso, que lo puedan hacer suyo los propios Millennials, y ahí surgió : “Estamos hechos para compartir” como ellos, como nuestros productos (tenders, nuggets, crunchys…) y como ahora nuestra marca.


La tercera parte de la historia: un plan de construcción de marca a 3 años llevando el end to end del proyecto, desde la estrategia, pasando por la creatividad y finalizando en los medios, en una combinación única ON/OFF que impactada de forma hipersegmentada en este target, con más de 16 medios trabajando a la misma vez con el mismo objetivo, pero con distintas estrategias.. 

Tres campañas a cada cual más ambiciosa y más retadora para los propios Millennials y para la marca,lanzando en 2017 “anfitriones”, en 2018 “alrededor de una mesa” y  culminadas en un manifiesto generacional en 2019 con la campaña: “Compartir nos ha hecho grandes”. 

Los resultados: triplicamos la notoriedad de la marca, pasando de 17% a un 45% y situándose por encima de competidores que nos sacan más de 20 años de ventaja.

Campaña 2019: